Inicio INTERCIONALES Parlacen, ante una decisión práctica pero errada

Parlacen, ante una decisión práctica pero errada

133
0

ELLOS OPINAN RD

Por: Ciudadaniard.com

MANAGUA, NICARAGUA.- El ingreso de China al Parlamento Centroamericano (PARLACEN), lo cual generó la expulsión ipso facto de Taiwán, es un acto diplomático que se enmarca dentro de la línea práctica que siguen los países “soberanos” cuando se encuentran en medio de grandes conflictos geopolíticos como el que sostienen la República Popular China y Estados Unidos, en la región latinoamericana.

Pudiéramos decir que, es una reacción instintiva, lo que provocó que saliéramos del más débil y nos aliáramos al más fuerte. Dentro de la lógica de supervivencia, eso no está nada mal. Al final, somos seres humanos, llenos de emociones y muchas veces no prima la parte racional, sino, la irracional; aquella que vela por nuestra sobrevivencia como especie y muchas veces como pueblo.

El ingreso de China como observador permanente del Parlacen, fue propuesto por la bancada nicaragüense. Dicha iniciativa obtuvo el respaldo de la mayoría de los parlamentarios durante una asamblea plenaria celebrada en Managua, el número de votos con los que fue aprobada el ingreso de China y la salida de Taiwán no fue precisado.

¿Cuál fue el argumento principal que esgrimió la bancada nicaragüense que provocó la salida de Taiwán?

Según el comunicado entregado a los medios, “la bancada parlamentaria nicaragüense destacó que es ´imperativo´ que el Parlacen armonice sus políticas con las directrices adoptadas por los presidentes de los Estados partes, que son la máxima autoridad del Sistema de Integración, quienes han reconocido el principio de una sola China”.

De acuerdo a lo declarado por la bancada nicaragüense, sobre armonizar sus políticas con las directrices adoptadas por los presidentes de los Estados partes: Panamá, Nicaragua, Honduras, Guatemala, El Salvador y República Dominicana, no tenemos conocimiento de que el Estado Dominicano se haya pronunciado en tales términos; por lo que dicha aseveración constituye un sofisma de cara a los hechos planteados.

En la actualidad, República Dominicana cuenta con 20 diputados que integran el Parlacen, divididos en tres partidos políticos: 11 son del PRM, 8 del PLD y uno es del BIS. Hasta ahora, como país, desconocemos la postura de nuestra bancada en dicha votación. Ahora bien, lo que sí sabemos es que el Estado Dominicano, nunca se ha pronunciado bajo los términos que alegó la bancada nicaragüense.

Pero, esta decisión no nos sorprende debido a que, si hacemos de forma breve un análisis de los Estados que componen el Parlacen, encontraremos que, de los 5 anteriormente citados, solo dos no son antiestadounidense ni antidemocráticos, Panamá y República Dominicana. Los demás han demostrado ser muy hostiles a todo aquello que guarde alguna relación con los intereses de Washington.

Es por ello que apoyamos las palabras del portavoz de la cancillería taiwanesa, JEFF LIU, al señalar, “la salida de Taipéi del Parlacen demuestra la expansión del autoritarismo en Latinoamérica”, y advierte, “el voto promovido por Nicaragua, uno de los nuevos aliados del régimen de China, supone un intento de ambos países para ´socavar la democracia´ en la región.”

En un principio dejamos entrever la posibilidad de que las acciones del Parlamento Centroamericano, eran motivadas por la estrategia de aliarse al más fuerte, pero no es así, ya que si leemos el segundo objetivo específico de dicho órgano democrático, el Parlacen, el cual dice, “Promover la paz, la democracia y los derechos humanos”, entenderemos que este en nada tiene que ver con lo planteado, ya que lo menos que hace China es respetar los derechos humanos. Solo hay que ver el drama de la etnia uigur que residen en la Región Autónoma de Sinkiang en China.

China usa con maestría el arte de la guerra del general Sun Tzu, al aplicar la estrategia,  “lo que es de máxima importancia en la guerra es atacar la estrategia del enemigo; lo segundo mejor es romper sus alianzas mediante la diplomacia; en tercer lugar viene atacar a su ejército”. Lo penoso de todo esto es que ha encontrado socios que desconocen el sentido de la historia y no tienen planes a largo plazo en materia de desarrollo, olvidando que el dragon es insaciable y presionará hasta conseguirlo todo.

Si en verdad los Estados miembros del Parlacen estuvieran concentrados en temas de desarrollo y prosperidad para sus pueblos, no en temas ideológicos y odios de la guerra fría, hicieran lo que ha hecho Paraguay; la cual está aprovechando al máximo su alianza estratégica con Taiwán, lo que ha significado un aumento de su PIB en materia de productos agrícolas y carne de res de exportación.

Es por ello que decimos que, darle ingreso a China al Parlacen y expulsar a Taiwán es una acción pragmática,  y a la vez, poco inteligente.